Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Sobre nosotros

Pitmotor Comercial Importadora, SLU - B54861976

Ingeniero Sanchis Pujalte,12. Alicante 03010

inscrita en el Registro Mercancil de Alicante el 8 de junio de 2015, tomo 3864, folio 92, insc.1, Hoja A145356

PCI, SLU es la empresa explotadora de la marca Rebel Master, propiedad de su titular Frco. Rafael García Campos.

Distribuimos vehículos para ocio, generalmente motocicletas, así como sus recambios, para ámbitos de ocio y competición tanto para niños como para adultos.

Si quieres comprar en local comercial, puedes dirigirte a Petrer, 03610 en Alicante. Avda Guirney, 3. Pregunta por Javi.

Puedes contactarle al teléfono 618071717

Paco Campos : La historia de Rebel Master

Si le preguntas a cualquiera que la conozca, qué es Rebel Master, te dirá que una marca de pit bikes.

Me llamo Paco Campos, y soy el creador de la marca Rebel Master.

Aquí no te contaré ni lo buenas que son las motos Rebel Master, ni los buenos precios que tenemos. Eso probablemente ya lo sepas.

A veces tengo la necesidad de contarle a la gente lo increíble que es para mi haber llegado a ver cumplido un sueño como este, tener mi propia marca de motos. Esto, en sí, no es ni más ni menos que una frase vanidosa. Las cosas que creamos, como pueda ser la marca Rebel master, son cosas que igual que aparecen, pueden desaparecer; lo que realmente importa es lo que aportan a todo el que lo vive.

A través de la marca Rebel master, he tenido la oportunidad de poner lo mejor de mi mismo y de otras personas, para crear unas motos de las que estar orgullosos.

Allá por el año 2008 registré la marca Rebel Master por pura necesidad. Estaba comercialzando las motos Orion, cuya calidad era limitada, así que había que buscar algo mejor o hacer algo al respecto para ofrecer mejores motos. Acudí a otra marca de pit bikes, pero me ponía unas condiciones demasiado complicadas para mi para poder vender sus motos, de modo que me fui a la aventura y registré la marca Rebel Master.

¿Y por qué el nombre de Rebel Master?. Te diré la verdad. No me lo inventé yo. El nombre se lo inventó Fernando, un buen amigo. Si digo que es Fernando de FSP, quizás alguien lo conozca. Siempre ha tenido buena mente para los nombres de este tipo.

El primer día que oí “Rebel Master” me hizo gracia. Lo descarté como marca enseguida, y la verdad aun no sé por qué. Lo que sí se es por qué luego elegí ese nombre como el nombre para mis futuras motos. Al día siguiente volví a ver a Fernando y le dije que ese nombre era perfecto, porque aunque sólo me lo dijo una vez, no se me había olvidado en todo el día, y además tenía significado, un significado con el que muchos aficionados se podrían identificar.

Rebel Master son dos palabras inglesas. Rebel, que quiere decir rebelde; y Master, que quiere decir maestro. Adoptar el nombre de Rebel era fácil y casi obvio. A todos nos gusta ese punto de rebeldía que significa ser diferente, destacar, salir del rebaño, y no ser sólo uno más. Ese punto estaba claro.

La denominación Master era más delicada. Maestro es una palabra importante… aunque fuese en inglés. Supone tener algo que enseñar, y en lo que a mi respecta supuso un reto, un gran reto. Si me identifico con la marca Rebel Master debo ser consecuente con ello, e intentar ser, e intentar reflejar en las motos, el significado de ambas palabras, y por lo tanto poner lo mejor de mi mismo tanto en el desarrollo de cada artículo como en su comprensión y perfeccionamiento, y siempre que fuera posible, ofrecer algo diferente a los demás.

Hoy por hoy, años más tarde, puedo afirmar que he seguido ese camino. No a la perfección, no tan bien como hubiera querido, pero sí en la dirección correcta. Hoy en día todo lo relacionado con la marca Rebel Master me ha aportado más vida, más aprendizaje y más enriquecimiento de lo que podría haber imaginado.

Así Rebel master empezó el camino estrenando un logotipo rebelde, irreverente, que buscaba llamar la atención y que representaba un saludo a todos aquellos que quisieron e intentaron que no lo consiguiese. Un dedo al aire en las motos del año 2008. No se me ocurre nada más rebelde y que sea vendible.

A partir de ahí, no me podía imaginar todos los problemas que supone llevar a cabo una empresa como esta, con problemas de todo tipo, y con un sistema que, aunque he intentado hacerlo sencillo y efectivo, nunca deja de ser complicado en todos los ámbitos. Ha habido que trabajar mucho y muy duro.

Pero no puedo arrepentirme y maldecir las dificultades, sino agradecer a mi destino que me lo haya puesto difícil, ya que de ahí sale el aprendizaje, la destreza y la habilidad para superar los inconvenientes; un aprendizaje que nunca se acaba. Siempre hay algo más que aprender, siempre hay algo donde mejorar.

El camino también me ha llevado a conocer a mucha gente. Una favorable y otra desfavorable, pero del mismo modo que los problemas, las personas problemáticas o inoportunas siempre tienen un lado bueno, y es que aceleran ese aprendizaje contínuo que es la vida misma.

Hoy en día, una persona contraria al proyecto Rebel Master, para mi, representa una alarma que salta en cuanto hago algo mal o no todo lo bien que debiera, de modo que es muy útil.

Una persona que te deja dinero a deber y busca una excusa para irse con la competencia para no tener que pagarte, eso no es más que una inversión… ha salido muy barato saber quien es quien en ocasiones como esta. Más adelante hubiera sido mucho más caro…

Son cosas que te enseña una actividad en competencia como esta, que requiere lidiar en terrenos muy diversos, pero que enriquece y te enseña a afrontar los problemas con claridad.

Recuerdo a un Paco Campos, yo mismo, bastante proclive al cabreo y a trabajar contra el enemigo allá por el año 2008, y años después veo un proyecto llevado a cabo en el que el cabreo y el abatimiento han sido eliminados, en el que todo tiene un lado positivo, y en el que los esfuerzos se centrar en seguir adelante sin prestar demasiada atención a lo que no lo merece. Esto no se paga con dinero, aunque sí con esfuerzo.

De aquellos inicios, en los que nadie quiere comprar una marca que no conoce, hasta hoy en día, que el público y los profesionales nos demandan nuestras motos, parece que haya sucedido casi sin esfuerzo; pero echando la vista atrás, el camino ha sido duro, durísimo, y me alegro por que así haya sido. Poco se aprende de la facilidad, de lo que llega fácil y sin esfuerzo, y todo se aprende de la adversidad, y es que la vida es todo aprendizaje… bueno, no, todo no… la vida es aprendizaje y disfrute. Al final el Rebel sigue siendo Rebel, y el Master nunca deja de aprender.

Si me preguntas qué es Rebel master para mi, te diré que es la vida misma: Aprender y disfrutar.

¿Te gustan las motos?. Rebel Master.

Menú

Ajustes

Compartir